Preguntas frecuentes

Close
  • Nuestra solución

  • ¿Realmente qué es el autoconsumo?
    Es una modalidad de consumo basada en la generación de tu propia energía mediante un sistema generador de origen renovable.

    Este sistema supone un ahorro en la factura eléctrica y disponer de mayor autonomía, al no depender de los cambios de precio de la tarifa eléctrica, ya que una parte importante del consumo se suple con la energía generada por el sistema de autoconsumo.

     
  • ¿Cómo es una instalación de autoconsumo fotovoltaico?
    Es un sistema eléctrico compuesto por paneles fotovoltaicos, que son los encargados de aprovechar la energía solar para generar energía eléctrica para el consumo, inversores fotovoltaicos, que son el punto clave de toda instalación ya que se encargan de ajustar la energía generada por los paneles a los parámetros necesarios para su consumo, sistema de monitorización (app móvil, web, pantalla en dispositivo) útil no sólo, para conocer cuanta energía solar esta produciendo en nuestro sistema, sino que también sirve como sistema de mantenimiento predictivo para controlar como está funcionando realmente la instalación, y por último todo el sistema de protecciones y cableado totalmente necesario para el correcto funcionamiento de la instalación.
  • ¿Qué tipos de instalaciones fotovoltaicas existen actualmente?
    Hoy en día hay diversas tipologías de sistemas fotovoltaico ya sea bombeos solares, huertos o instalaciones para autoconsumo fotovoltaico. Centrándonos en estas últimas, podemos diferenciar entre las instalaciones de autoconsumo sin excedentes o con excedentes.

    Las instalaciones sin excedentes están conectadas a la red interior del cliente y a través de un sistema anti vertido no permiten que la energía sobrante se vuelque a la red, en este tipo de autoconsumo la empresa no es productora de energía simplemente es consumidora. Son instalaciones individuales conectadas a la red de la propia empresa.

    Las instalaciones de autoconsumo con excedentes son instalaciones que además de generar energía para autoconsumo, pueden verter el excedente a la red de distribución. En este sistema puedes ser consumidor de energía y a la misma vez productor.
  • ¿Qué hago con la energía sobrante?
    Los excedentes de la energía se dan cuando se genera más energía que la que se consume, lo que en los casos de las empresas suele ser durante los fines de semana o en períodos vacacionales. Para los casos en los que haya excedentes hay diversas opciones como:

    -Baterías: Esta opción no sólo me permite almacenar la energía fotovoltaica sobrante, sino que además me permite comprar electricidad de la red en los momentos en los que ésta es más barata (como por las noches) y descargar las propias baterías durante el consumo diurno, consiguiendo así un coste del kWh más económico.

    -Compensación simplificada: Para instalaciones inferiores a 100kW se puede optar por un sistema de compensación simplificada, en la cual la comercializadora nos compensa mes a mes en la factura de la luz nuestros excelentes.

    -Venta de excedentes: En el caso de tener excedentes y no poder optar a la compensación simplificada de los mismos, podríamos optar por su venta directa al pool (el mercado eléctrico). Esta opción nos permite vender todos los excedentes sin un límite mensual, por contrapartida supone darse de alta como productor de energía y efectuar trámites fiscales y administrativos por estar realizando una actividad económica.
  • ¿Porqué apostar por el autoconsumo?
    El autoconsumo tiene muchas y muy variadas ventajas que te harán apostar por este sistema.

    Supone un ahorro para tu empresa, ahorras en el consumo de energía y en la factura eléctrica; lo que te hace a tu empresa ser más competitiva con respecto a la competencia, ya que al reducir tus gastos eléctricos fijos anuales, tendrás opción de mejorar tus productos o prestaciones e invertir en investigación y desarrollo.

    Porque actualmente y gracias a la evolución tecnológica y al aumento de la demanda de las instalaciones de autoconsumo, se ha visto un descenso de los precios de los componentes de las instalaciones fotovoltaicas.

    Porque estas instalaciones de autoconsumo son rentables, pueden alcanzar retornos medios de 6 años. Y porque Cubierta Solar te ofrece una prefinanciación de tu instalación de autoconsumo al 100%.

    Porque permite mayor control sobre la gestión energética, ya que se suma a la transición por una energía limpia y solidaria, así como por que ayuda a evitar la emisión de toneladas de CO2 a la atmósfera. También mejorarás tu RSC y formarás parte de una nueva cultura energética más responsable y sostenible.

    Y también porque ayudará a cambiar el sistema actual de movilidad hacia la electrificación, lo que aportará mayores medidas de ahorro y eficiencia energética.

     
  • Qué me costaría

  • ¿Cuánto me cuesta la instalación y cuanto me puedo ahorrar?
    Normalmente el coste de la instalación se mide en €/W. Dependiendo de las magnitudes y la tipología de la instalación los precios suelen oscilar entre 0,7€/W y 1.25€/W.

    En cuanto al ahorro un consumidor industrial tipo, puede conseguir ahorros en el coste del kWh entre un 65% y un 85%, lo que supone un ahorro total en la factura eléctrica entre un 30% y un 50%.

    Gracias a la gran diferencia entre el coste del kWh generado por la fotovoltaica y el coste del kWh consumido de la red, el periodo de amortización de una instalación tipo de autoconsumo estaría entre los 5 y los 7 años.
  • ¿Qué opciones de financiación puede ser la más conveniente para mi empresa?
    Hoy en día hay diversos tipos de financiación, fondos propios, renting, leasing o incluso mediante un fondo de inversión. En Cubierta Solar optamos por el leasing, una opción en la que no tienes que hacer un desembolso inicial, ya que la cuota mensual correspondiente se paga directamente gracias al ahorro conseguido con la fotovoltaica.