06 AGO

Nuestras pérgolas fotovoltaicas también sirven para proteger las áreas del parking mientras generan energía

Las pérgolas fotovoltaicas de Cubierta Solar, son un elemento estético que conjuga la versatilidad de generar sombra y electricidad al mismo tiempo, también se han convertido en una pieza muy útil en las áreas de aparcamientos. Como por ejemplo en la zona de parking del edificio de Valmesa, una sociedad especializada en tasaciones inmobiliarias ubicada en Benidorm.

El diseño, la estética, la elegancia y la utilidad de las pérgolas fotovoltaicas se habían demostrado muy atractivas para espacios de ocio y relax en instalaciones residenciales y hoteleras. Ahora, se demuestra que también cumplen su función en una zona como el parking de cualquier inmueble.

La instalación en Valmesa aprovecha este doble uso, proteger los vehículos de una zona de aparcamiento, mientras que su instalación genera energía un 62% más barata que la procedente de la red.

La pérgola que protege del Sol los vehículos de trabajadores y clientes consta de 50 paneles que le permitirá una potencia de 16,5 kW para generar electricidad fotovoltaica de 23.497kWh al año, al conjunto del complejo. Valmesa apuesta por Cubierta Solar demostrando su interés por la innovación y la comodidad de empleados y visitas, que podrán disfrutar de la sombra sobre la que se genera energía solar.

Luis Navarro, responsable de Cubierta Solar, destaca lo que en principio podría ser una contradicción, puesto que “somos capaces de generar electricidad de la sombra”, es decir, de una instalación que nos protege del sol también se aprovecha sus rayos para generar a la vez energía utilizada en el resto del edificio o instalaciones. Para Navarro es un buen ejemplo de economía circular.

La estructura compuesta por 50 paneles solares logra un ahorro energético importante, puesto que genera electricidad un 62% más barata que la ofrecida por la red. Mientras el coste medio en la energía convencional de la red está en 0,127 euros, la que genera esta pérgola fotovoltaica supone un coste de tan sólo 0,03 euros.

La pérgola fotovoltaica, utilizada por la empresa para proteger del sol a los vehículos aparcados, cuenta con acabados de pintura especial para ambientes marinos y anticorrosión; así como Stacbond, un material que aporta una solución adaptable a la propia estructura, y acabados en distintos colores, brillos y texturas.