Cargadores eléctricos

El vehículo eléctrico ha venido para quedarse y forma parte, cada vez más, del presente de nuestras carreteras, pero, ¿cómo se recargan este tipo de vehículos?. Para cargar el vehículo existen diferentes modelos de carga que van en función de la velocidad de carga (lenta, semi-rápida y rápida), además de diferentes tipos de conexiones, ya que no todos los coches tienen el mismo tipo de conexión. Extrapolándolo a las gasolineras, es como si existieran diferentes tipos de manguera en función del modelo del coche.   coche-cargador-electrico

Lenta (hasta 2,3 kW de potencia)

Es un tipo de carga monofásica, con la misma intensidad y tensión que una vivienda. Es una solución ideal para cargar el coche en tu propio garaje por las noches. Necesitarás entre 6 y 11 horas para cargar completamente sus baterías.

Semi-rápida (hasta 7,3kW de potencia)

Este modelo de carga ya requiere toma de tierra y está bastante extendido en centros comerciales y parkings públicos. El vehículo necesitará ahora 4 horas de recarga.

Rápida (hasta 350kW de potencia)

Este modelo de carga necesita corriente continua. Con este sistema, es posible recarga la batería del coche en tan sólo 15 minutos. Aunque es el más caro de todos, sigue siendo más económico que la gasolina o el diésel.